Invitados

Crónicas de Invitados: A Quilla Nada le Queda Pequeño – MMBAQ 2016

April 16, 2016

Les comparto la experiencia de Boris Tejeda quien estaba lesionado, pero no quiso perder la oportunidad de participar en este evento.

A Quilla Nada le Queda Pequeño

Domingo, 10 de abril, me levanto a prepararme para participar en la primera media maratón de Barranquilla, después de un mes de estar lesionado y sólo poder correr una semana antes 5 y 7 km decidí hacer 10k, excelente elección sabiendo que uno va poco a poco evolucionando.
Llegamos al punto de encuentro en la Avenida del Río a las 5:20 am, exactamente iniciaba el calentamiento y el gran número de participantes superaban las expectativas, que gran ambiente se estaba viviendo: abrazos, saludos y fotos con las personas que nos han acompañado en los entrenamientos.

image
El inicio puntual, a las 6am y arranca tan magno evento deportivo, como siempre unos con caras de asustados, otros sonrientes, otros bailando la famosa canción “Barranquillero arrebatao” y los ansiosos que sólo se concentraban. El primer kilómetro, como siempre, difícil por la gran cantidad de personas que están en el camino, allí en medio de la multitud me fijé que Pipe iba a buen ritmo y cortando camino pasándose a las personas, yo no soy rápido pero aproveché su estrategia para irme detrás de él e ir pasando la gran multitud. En el kilómetro 1 el pequeño Albert casi se tropieza la cabeza con el listón del peaje y Tito dijo: “por eso no aguanta salir a trotar con estos manes, los ve todo el mundo” haciendo referencia a los 2,09 mts de estatura de Albert.  Sigo detrás de Pipe hasta la rotonda de la Vía 40, allí él siguió su ritmo y ya mas tranquilo todo, seguí en mi pace, pasando la aduana apareció Poker y con la mirada le entendí “voy por mi trabajo” siguió raudo.

Me encuentro a Ofelia con Michelle, subimos la cra 46 y allí sentí el gran apoyo de grandes amigos, ese “vamos Boro” era de bastante apoyo y ayuda para seguir, se los agradezco, sólo en la bajada hasta el Amira de la Rosa se pudo descansar un rato, apenas tomé la cra 54 se inicia a ver el retorno de los de mi ruta de 10k, allí vi a lo lejos que Vero, Oscar y Caro iban firmes, ya habían pasado 5k y en la CUC algo inesperado, un grupo folclórico con un entusiasmo especial nos brindaba apoyo.  Allí inicié mi retorno.

En el pedazo del Humberto Perea vi a muchos amigos que nos apoyabamos con palabras y gestos, llegando a la esquina de la cra 54 con calle 58 apareció el grupo del profe Carlos Gálvez, donde todas las chicas de Achieve hicieron un gran saludo que hasta la gente que estaba viendo la carrera se animó a seguir apoyando. Seguí la ruta y llegando a la esquina de la Catedral sentí un “¡Boris”” era Adry tomando foto. Qué gran alegría que en el público te llamen para un detallazo como ese, esa imagen vale más que mil palabras.

image

Aunque en ese momento lo único que quería era llegar a la cra 44 para iniciar la bajada. Pero en plena calle 50, Jessica Carcamo me llama para la segunda foto en vivo y en directo, apenas pasé la foto siento una voz de aliento que sólo los Ironmans sabemos decir, “viejo Boro vas muy bien sigue así” dijo el gran Eugenio, él siguió su camino y yo veía cada vez más cerca el centro de mi ciudad a mi paso tun tun que ya es un poco mas tun tun tun, pero por fin llegue al Paseo Bolivar.  Esa avenida ya nos mostraba que estábamos en el kilometro 7 y que faltaba poco para finalizar.

image

Llegando a la iglesia nuevamente veo a Ofelia, Eugenio y Michelle y mis palabras fueron: “comiencen a rematar que ya están terminando”.  El punto de retorno de la Plaza de la Iglesia San Nicolás fue sencillamente hermoso. Voy camino al Shopping Center y una imagen de película estará por siempre en mi mente ya que un señor iba impulsando a su hijo en silla de ruedas especial para carrera, que gran ejemplo de perseverancia y amor por su familia.

image

Pasando el Paseo Bolivar pude ver por unos segundos a los ganadores de la carrera, tremendo nivel el que esos keniatas llevaban. Una velocidad impresionante y una técnica perfecta, que grandes atletas.

Seguí a mi ritmo y el momento cumbre de la carrera, Intendencia Fluvial, grupo folclórico animando y de fondo sonando una canción de Carlos Vives. El marco perfecto para dejar caer una lágrima de emoción que me siguió dando fuerza para continuar mi camino.  Y como mis historias siempre tienen un tinte de drama, subiendo el puente se desmayó una señora y la Cruz Roja con la Defensa Civil la estaban ayudando, en eso un policía me dijo: detente que viene la ambulancia.  Yo me ubiqué en la acera para que parqueara y subieran a la señora cuando quise arrancar recordé lo mal que se me dan las subidas y no dí para iniciar a trotar, entonces decidí caminar lo que quedaba de puente y arrancar, (los puentes me traen malos recuerdos en las carreras) ya faltaban 500 mts y traté de rematar con lo que tenia guardado en el tanque, entrando a la meta estaba mi coach, con Caro y Vero así que termine, con lo que pude crucé la meta y mi medalla como siempre bien ganada.

image

Algo que experimenté fue que, como llegué antes que todos mis compañeros, recordé lo importante de esa voz de aliento cuando no tienes con qué pero te animan a dar mas. El ritual de llegada de cada competidor es igual a cuando uno llega de un viaje y tu familia te espera con un abrazo o como cuando un bateador hace un homerun o un basketbolista encesta un triple para ganar un partido, un momento especial y único que sólo es el resultado de tu esfuerzo en el entrenamiento. La carrera es para ir a buscar la medalla y es un momento contigo mismo; la sonrisa del deber cumplido se siente, muchos piensan en sus cosas personales, pero estar allí viendo las reacciones de cada uno fue muy motivante.

 

Poco a poco fueron llegando uno tras otro. Juan K, Taty, Sara, Albert, Franco, Poker, Patry, Tavo, Nohora, Meli, Nana, Ivan, Pedro, Vanne, Armando, Benji, Marianella, Mariajo, Ricardo, Cappe, Champ, Rafa, Pipe, Beto, las Achieve, los de Olímpica, Mane de Viginorte, los de Amphibious, y todos los que hicieron que esta carrera sea recordada como la primera Media Maratón de la historia de Barranquilla.

image

Sencillamente cuando se hacen grandes eventos, a mi Killa nada le queda pequeño y estoy seguro que seguirá creciendo en participantes y en calidad. Mención aparte a Tony, Dalmiro, Orieta, Carlos, Paul Vargas, Pacho y demás pacers que estuvieron pendientes de que todo estuviera regulado, a la organización del evento que cumplió con todos los objetivos y a los entes de seguridad que tuvieron un orden perfecto.



 

No se pierdan la entrada de Jorge Mario Sierra quien cruzó la meta y llegó directo a la Cruz Roja víctima del clima de Barranquilla.. 

 

Rate This Post:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

You Might Also Like

4 Comments

Reply PokerVilladiego April 17, 2016 at 5:55 am

Grande Boro! Como siempre mucho sentimiento en tus palabras y no es para menos porque fue una carrera espectacular por donde se le vea!

Reply boris tejeda April 17, 2016 at 7:31 am

Así es, mejor no lo pudostes expresar, tremenda carrera. Y vamos por mas. Abrazo

Reply Yadid April 17, 2016 at 8:14 am

Un gran hombre hecho deportista! Felicidades Boris, me encantan tus historias, se nota cuando el poeta ama lo que hace y como el sentimiento describe la grandeza de los pequeños detalles. Excelente! Sigue recuperándote que a nuestra Quillita y a los quilleros nada nos queda grande!

Reply boris tejeda April 18, 2016 at 4:30 pm

Yadid, guerrera. Un abraxo y vamos por mas.

Leave a Reply